Seguridad de los niños en el agua

Fuente: Ministerio de Salud Pública

Niña sonriendo en el borde de una piscina
Con la llegada del verano, siempre es muy agradable y refrescante ir a la piscina o a la playa. Muchos niños pequeños, curiosos, activos y ansiosos por explorar sus alrededores se sienten atraídos por el agua.

La principal amenaza de ahogamiento que enfrentan las familias con niños pequeños es el acceso al agua inesperado y sin supervisión: piscinas, jacuzzis, bañeras, cuerpos de agua naturales y agua estancada en los hogares.

Es por ello que desde Medicina Personalizada les brindamos los siguientes consejos para disfrutar de un baño seguro con los más pequeños:

  • Bañarse exclusivamente en zonas en las que haya servicio de guardavidas
  • Tener a los niños siempre a la vista y cerca
  • Respetar banderas y señalizaciones
  • En caso de emergencia, siempre solicitar ayuda a los profesionales. Evitar ponerse en riesgo
  • Es importante que las piscinas cuenten con cerco perimetral no escalable
  • No dejar juguetes en la piscina que puedan atraer la atracción del niño
  • Los ahogamientos pueden darse en pocos centímetros del agua. Los niños siempre deben estar bajo supervisión de un adulto