Prof. Adj. Dra. Rosario Gueçaimburu

Genetista Médica

Prof. Adj. Dra. Rosario Gueicamburú junto con su familia

¿Qué te llevó a elegir medicina y la posterior especialidad en genética médica?

No tengo una respuesta para decir por qué decidí estudiar medicina. Lo que si se es que lo volvería a hacer. Volvería a elegir siempre la medicina. Creo que es una suerte que tengo de decir que hice lo que me gusta y que trabajo y vivo de lo que me gusta y me apasiona. Me gusta la gente, tratar con la gente y ayudarla. Creo que fue por eso que decidí estudiar medicina.
Yo primero hice pediatría, luego neonatología mientras hacía genética. La pediatría la elegí porque tenía la firme convicción de que me gustaban los niños y quería trabajar con ellos. Empecé trabajando en el Departamento de Genética en la Facultad de Medicina, en un proyecto de registro de malformaciones. Eso me llegó a dedicar mucho tiempo a la lectura de las condiciones genéticas y el porque pasaban. Finalmente, me presenté al concurso de Asistente Clínico del Departamento. 
Toda la vida vi pacientes, nunca estuve en un laboratorio. Si bien el departamento de genética es básico en la Facultad de Medicina, nunca salí del ejercicio de la profesión. Fue un poco accidentalmente en los inicios, pero luego me apasionó el tema. Hice todas las especialidades que encontré y pude, como medicina prenatal y la oncogenética. Busqué siempre abarcar todas las ramas de la genética que no son pocas y todas tienen una participación en determinada vida del paciente.

¿Qué implica trabajar en el área de genética médica?

Tuvo implicancias diferentes a lo largo de mi carrera. Cuando recién empecé, hace cerca de 25 años, era solo ver pacientes con alguna condición que se sabía o se sospechaba, o también personas que tenían alguna malformación. Con el tiempo y con este mundo tan tecnológico significa ver todo, todo tiene una base genética. Hoy veo desde pacientes que tienen alguna condición que claramente está vinculado a la genética, pacientes con cáncer con una probable predisposición a la enfermedad o pacientes que se hicieron algún estudio y quieren saber si tienen una predisposión al un déficit de vitaminas y minerales.

Prof. Adj. Dra. Rosario Gueicamburú junto con su familia

Fuera del trabajo, ¿qué es lo que te define?

Toda la vida fui una gran lectora, me encantó siempre leer de niña y eso me sirvió mucho en mi carrera. Esa conducta de leer mucho la mantengo hoy en día, ahora lamentablemente muy limitada en la medicina. 
Me gusta mucho viajar también. Tuve la suerte por el trabajo de mi papá de vivir fuera del país varios años en diferentes lugares cuando era niña. Es un aprendizaje de otras culturas, otros idiomas, personas. Uno se adapta a situaciones difíciles, y uno tiene una visión más amplia y diferente de la vida. Hoy en día me gusta mucho, lo hago siempre que puedo.

¿Cómo lográs un equilibrio entra la vida personal y profesional?

Me costó mucho y creo que todavía tengo un debe con mi vida personal. He aprendido a equilibrarlo y a respetar los tiempos de la familia. Mi vida personal está pura y exclusivamente limitada a los tiempos en familia, con mi hijo, mi marido, mis padres, mis hermanos, sobrinos y sobrinos nietos. Mis padres nos enseñaron el valor de la familia, todos nos juntamos todas las semanas. Soy muy exigente en no tocar esos tiempos. Es muy difícil cuando te gusta mucho lo que haces y que eso tiene impacto en la vida de los demás, es muy difícil desvincularte de ello.

¿Qué desafíos personales y profesionales siguen estando en tu lista de pendientes?

Tengo millones, en lo personal encontrar el equilibrio. Tengo la meta de llegar a la jubilación habiendo encontrado un equilibrio, y no me queda mucho tiempo. Disfrutar de la vida con los que quiero, así como la disfruto trabajando.
En lo profesional, tengo la suerte de ser apasionada por una especialidad que me desafía a diario. Todos los días veo pacientes diferentes, que me enseñan, con una condición que no conozco y tengo que leer. Mi desafío profesional es ese, poder estar actualizada. Estar en el mundo de la investigación y a la publicación, también es un debe que tengo. Es difícil encontrar un equilibrio en la investigación, docencia y asistencia. Hoy estoy mucho más avocada en la asistencia. Me gustaría poder dedicar al final de mi carrera algunos años a ello, a la docencia y a la investigación.

Mirá la entrevista en nuestro canal de Youtube  MPersonalizada