“La creatividad es la inteligencia divirtiéndose”
Albert Einstein

Mirando a nuestros hijos jugar nos sorprende lo creativos que son y lo lejos que puede llegar su imaginación. La creatividad fluye de un modo natural, pero podemos ayudarlos y estimularlos para que con el paso de los años no vaya desapareciendo.

El ser creativos les brinda capacidad de innovación, de generar nuevas ideas y conceptos, los ayuda a expresarse, a tener un pensamiento abstracto, resolver problemas de toda índole y relacionarse con los demás. Se cree que las personas más creativas se expresan mejor, son más flexibles y sensibles.

Les dejamos 5 consejos para estimular la creatividad de los chiquitos de la familia:

  • Dibujar y pintar: Se expone al niño a un mundo lleno de colores, formas, trazos e imaginación donde pueden simbolizar sentimientos y experiencias.
  • Mímica y la actuación: Jugar a adivinar películas con mímica, disfrazarse, armar guiones y actuarlos, cambiar de roles.
  • Reciclar: Crear cosas con cajas de cartón, envases, tapas. Permitir que sea un juego desordenado ya que la creatividad no es amiga del orden.
  • Elegir cuentos que ya conocen e inventar juntos otros finales, mostrarles que pueden haber otros caminos a elegir u otros puntos de vista.
  • Tener una caja de manualidades con distintos elementos con la que ellos puedan crear con sus propias manos

¡A divertirse juntos!