¿Cómo cuidar la salud bucal de tu bebé?

El cuidado de los dientes debe comenzar en la etapa del embarazo, cuidando que la madre tenga una dieta balanceada incluyendo un aporte adecuado de flúor, y controlando que su boca esté en completo estado de salud, ya que una madre con caries o enfermedades de las encías constituye un vector directo de contaminación para su hijo.

Luego del nacimiento debe realizarse la limpieza o higiene de los rebordes alveolares, mucosa bucal y lengua después de cada lactada. Para esto aconsejamos el uso de hisopos del algodón o una gasita húmeda. Esta limpieza debe repetirse cada vez que el niño de alimenta o se le administran medicamentos en forma de jarabes o líquidos azucarados. Son totalmente inconvenientes las costumbres de <> el chupete en la boca de la madre, probar las mamaderas o las comidas del niño con la misma cuchara, besar al niño en la boca y el agregado al chupete de entretenimiento de sustancias dulces.

La primera visita al odontopediatra debe realizarse alrededor de los 6 meses de edad, o en cualquier momento si existen dudas. En esa visita y subsiguientes se adiestrará a los padres en la técnica del cepillado que se inicia con la erupción del primer diente. Es fundamental el agregado de flúor, a la dieta para lo cual puede utilizarse sal fluorada en mínimas cantidades.

La erupción de dientes temporales puede ser muy variable y su << retraso >> no constituye signo de maduración o crecimiento inadecuados.

Se consideran hábitos nocivos que se duerman con la mamadera.
Las caries deben ser tratadas en todos los casos, aún si aparecen en los dientes temporarios.

A todas las edades son motivo de consulta la aparición de las siguientes situaciones: respiración bucal diurna o nocturna, mordida nocturna (bruxismo), o mordida ”abierta”.

Recuerde que según la disposición del MSP todas las mujeres embarazadas deben ser derivadas por su obstetra a control odontológico. Igual control odontológico se deberá producir previo al alta sanatorial, luego del nacimiento en el puerperio inmediato.

Es importante fomentar el hábito del lavado de los dientes por el niño luego de los 4 o 5 años, aunque se aconseja que sea supervisado frecuentemente.

Períodos aproximativos

5 a 8 meses Comienza el periodo eruptivo, generalmente en este orden: incisivos centrales inferiores, centrales superiores, laterales inferiores y laterales inferiores
9 a 12 meses Frecuente aparición del primer molar << de leche> >
24 a 36 meses Con los caninos temporarios termina la erupción temporaria.
5 a 6 años Primer molar permanente
10 a 12 años Aparición de premolares (laterales)
12 a 14 años Recambio de caninos y erupción del molar de los << 12 años >>
Luego de los 17 años Molares de << juicio >>