Los primeros años de vida

Del 2º al 6º mes de vida

Se controlará una vez por mes, salvo que su pediatra considere otra frecuencia. Es deseable mantener la alimentación natural hasta el sexto mes de vida.

Debe recibir Vitamina D exceptuando los meses de verano (si se expone con frecuencia al sol y respectando los horarios permitidos). No es necesario el agregado de vitaminas. Tampoco es adecuado el agregado de sal hasta que el niño comparte los alimentos de la mesa familiar.
Además, debe recibir suplemento de hierro a partir del sexto mes de vida si nació a término y estuvo alimentado exclusivamente con leche materna hasta ese momento.

El niño que se alimenta con leche de vaca requerirá suplemento de hierro desde el momento que comience a recibirla.

Las primeras experiencias para el niño con la cuchara y nuevas consistencias y sabores de los alimentos requerirán la paciencia y deben ser agradables tanto para el niño como para la madre.

No se ha comprobado una causa digestiva para el llanto vespertino. Es importante no crear hábitos negativos en la inducción del sueño como sacudirlo, balancearlo, pasearlo, etc.

Es necesario desarrollar hábitos de sueño como llevarlo a la cama con música suave, luz tenue y dejarlo que inicie el sueño sin ayuda de sus padres.

La rápida adquisición de conductas motoras lo expone a mayor riesgo de caídas, por lo cual es aconsejable no dejarlo solo en el cambiador o camas sin barandas. Se debe evitar darle medicamentos comerciales o caseras sin previa indicación del pediatra.

En esta etapa el niño tiende a llevarse los objetos a la boca con el riesgo de ingerirlos o aspirarlos. Es aconsejable no proporcionarles objetos de pequeñas dimensiones, desarmables o con puntas.

Además del sueño nocturno el niño necesita 1 o 2 horas dos o tres veces al día de descanso diurno.

Al final de esta etapa suele comenzar la erupción dentaria pudiendo tener alteraciones en su conducta.

2 MESES DESARROLLO ESPERADO COMO ESTIMULAR
Área Social Reacciona ante la desaparición del rostro humano Hablarle, cantarle, acariciarlo
Área Motora Boca abajo levanta la cabeza Al cambiarlo mover y estirar los brazos y piernas
Coordinación Escucha atentamente la voz Hablarle con voz suave y lentamente
Lenguaje Dice aaa, eeee Imitar sus gestos y vocalizaciones
3 MESES DESARROLLO ESPERADO COMO ESTIMULAR
Área Social Sonrisa social Sonreír cuando se le habla y responder a la sonrisa
Área Motora Sostiene la cabeza. La eleva 45º cuando está boca abajo. Puede mantenerse erguido con ayuda Tome al niño por debajo de los brazos e incítelo a sentarse
Coordinación Busca con los ojos la fuente del sonido Persigue objetos con la mirada. Es importante estimular esta conducta mostrándole objetos
Lenguaje Balbucea 2 o más vocales y algunas consonantes. Imita las modulaciones de la voz de la persona que le habla Imita sus gestos y vocalizaciones
4 MESES DESARROLLO ESPERADO COMO ESTIMULAR
Área Social Ríe a carcajadas. Observa y demuestra gran interés por los objetos que lo rodean Las manos son el primer juguete a su disposición
Área Motora Cuando está boca abajo levanta el tronco y la cabeza Estimular esta posición para fortalecer los músculos del cuello
Coordinación Gira la cabeza en busca de la fuente de sonido Mover y cambiar de lugar el sonajero para que ubique el sonido
Lenguaje Gorjea. Aparecen más claramente las consonantes Imitar sus gestos y ruidos. Cantarle y hablarle es estimular su lenguaje
5 MESES DESARROLLO ESPERADO COMO ESTIMULAR
Área Social Diferencia la voz seria de la cariñosa Satisfacer sus necesidades de baño, alimento y sueño
Área Motora Acostado tracciona de las manos del examinador e intenta sentarse Estimular este juego y la posición sentada con ayuda de almohadas
Coordinación Intenta tomar los objetos a su alcance y los lleva a la boca Brindar objetos de diferente color, tamaño y textura. Evitar objetos pequeños
Lenguaje Gira la cabeza cuando se llama por su nombre Colaborar con su identificación evitando el uso de sobrenombres
6 MESES DESARROLLO ESPERADO COMO ESTIMULAR
Área Social Extraña caras y cosas no familiares El vínculo principal sigue siendo su madre, pero disfruta del contacto con otras personas cercanas
Área Motora Se mantiene sentado sin apoyo Mantener al niño en posiciones que le permitan movilizar el tronco, brazos y piernas.
Coordinación Aparece la aprehensión voluntaria utilizando toda la mano Estimular a que pase los objetos de una mano a otra
Lenguaje Ríe a carcajadas manifestando placer cuando la madre le habla o canta Tratar de reconocer y acudir cuando el niño utiliza determinados sonidos para llamar a sus padres

Del 6º al 9º mes de vida

Continuará controlándose mensualmente salvo que su pediatra considere otro frecuencia. En esta etapa los alimentos sólidos constituyen un complemento fundamental de la alimentación láctea. Deben ser incluidos gradualmente tratando de que sea una instancia placentera y estimulante para ambos. El hábito del sueño cambia. El niño pasa más horas despierto y es oportuno utilizar esos momentos para jugar, hablarle y sacarlo a pasear. A esta edad suele comenzar la erupción dentaria, lo que puede generar dificultades temporarias en el sueño y la alimentación. Habitualmente reconocen preparativos para la comida y el baño lo que puede provocar alegría e inquietud.

La regularidad y repetición de los actos es de gran importancia. En este periodo puede iniciarse el destete el cual es conveniente realizar en forma gradual y progresiva.

6º AL 9º MES DE VIDA DESARROLLO ESPERADO COMO ESTIMULAR
Área Social Se interesa por su imagen en el espejo. Coopera en los juegos << está, no está >>, hace adiós con la mano. Disfruta de la música El niño debe participar de las actividades de la familia, ubicado en los sitios de reunión
Área Motora Domina la posición sentada y puede moverse libremente si es colocado sobre una alfombra o el piso Estimular a sentarse, gatear e incorporarse
Coordinación La aprehensión de objetos la realiza entre el pulgar y el índice. Utiliza ambas manos indistintamente. Toma dos objetos y los golpea entre sí. Los gestos y actuaciones son cada vez más voluntarios Acompañar esta evolución variando los objetos a su alrededor
Lenguaje Es la edad del laleo. Combina sílabas variando intensidad de la voz y su duración No es conveniente hablar en su lenguaje. Es preferible hablarle claro con palabras simples y bien vocalizadas

Del 9º al 12º mes de vida

Se controlará dos veces en este periodo salvo que su pediatra indique otra frecuencia.

Aprender a caminar es un logro importante, pero también es motivo de ansiedad y desosiego.

6º AL 9º MES DE VIDA DESARROLLO ESPERADO COMO ESTIMULAR
Área Social Juega a aplaudir y saluda en las situaciones adecuadas. Comienza a ser menos dependiente de la madre Continuar con el juego << está, no está >> lo que lo ayuda a integrar las ausencias transitorias de sus padres
Área Motora Gatea, se para solo y da los primeros pasos con ayuda La marcha se favorecerá ubicando al niño en un lugar seguro y llamándole por el nombre. De esta forma estimula lo afectivo, lo verbal y lo motriz
Coordinación Señala con el índice. Para la aprehensión de objetos utiliza el pulgar. Arrastra objetos Ofrecer a que bebe de una taza o vaso y que manipule la cuchara y juguetes adecuados: pelotas, muñecos y juguetes de arrastre
Lenguaje Comienza con palabras simples. Trata de imitar lo que se le dice Entiende más lo que se le dice. Reconoce el tono cariñoso del enojado. Hablarle claro y relacionar el objeto con su nombre al dárselo

De 1 a 3 años

Los controles se realizarán de forma semestral.

Recibe leche de vaca y ya está integrado a las comidas de la familia, respetando una dieta equilibrada y variada.

Continúa creciendo pero a un ritmo más lento. En forma progresiva caminará solo, subirá escaleras gateando y luego utilizará la baranda. Puede agacharse y levantarse del suelo sin ayuda y toma juguetes del suelo. Será capaz de saltar, correr, trepar, lanzar una pelota y pedalear un triciclo. Tiene que ser vigilado por su seguridad pero no debe impedirse que ejercite todas las destrezas que está adquiriendo. Una actitud de este tipo le ayudará a tomar confianza en sí mismo y en los demás.

En esta etapa adquiere un vocabulario cada vez más rico.
Progresivamente utilizará verbos y construirá frases cortas. A los 3 años compone frases largas y comprende órdenes.

Conoce al menos 2 colores y es capaz de contar hasta 4.

Utiliza la palabra mío y utiliza el no con lógica. Es necesario estimular su capacidad de expresión conversando con él. Es útil y divertido contarle historias de familia, leerle cuantos y mostrarle fotos.

Le gusta trasladar objetos de un lado a otro, poner los objetos en su sitio. De esa manera descubre que tienen su lugar que él también tiene el suyo. Es probable que quiera colaborar en las tareas simples de la casa, que irá perfeccionando. Ayuda a vestirse levantando los brazos.

Los juegos que predominan siguen siendo los de imitación. En esta etapa los padres deben ser tolerantes brindándole seguridad y estimulando sus iniciativas.

Debe iniciarse el entrenamiento para control esfínterario alrededor de los 2 años.
A menudo el mejor indicador para empezar es la percepción por parte del niño de que se ha ensuciado. Es importante señalar que como todas las adquisiciones de maduración y desarrollo, el momento en que se inicia el control esfínterario es muy variado de un niño a otro, e incluso puede haber avances y retrocesos dentro del proceso normal.

Les atrae la TV aunque no es aconsejable que miren más de 1 hora por día, haciéndoles compañía y comentando lo que se está viendo.

De 3 a 5 años

Se controlará cada 1 año salvo que su médico indique la necesidad de verlo más seguido.

La alimentación debe ser variada y fresca, haciendo hincapié en las frutas y verduras frescas. A esta edad ya come lo mismo que los padres.

El aumento de peso no debe detenerse, aunque la ganancia de peso es menor que antes.

Es la edad de la socialización.
Comienza a vestirse solo y a comer solo. Adquiere destreza con sus manos, es capaz de dibujar. Camina, corre, salta, sube y baja escaleras.

A los 3 años ya se expresa correctamente y se integra socialmente. Es explorador e inquieto, por lo que se expone a accidentes. Es capaz de pararse en un solo pie, atrapar y lanzar la pelota. Dado su creciente dominio motriz es recomendable estimularlo a que participe en juegos compartidos, pero de baja competitividad.

Dibuja círculos y cuadrados. En la etapa preescolar disfruta de juegos compartidos, de la música, distingue entre el día y la noche, ubica << arriba >> y << abajo >>, << afuera >> y << adentro >>

Es un gran conversador disfruta con las charlas y con los cuentos. Conoce su sexo y controla los esfínteres durante el día y a menudo en la noche. Con frecuencia tiende a salirse de los límites en un intento de afirmación.

Una vida regular y equilibrada sobre todo por los ritmos del sueño y la alimentación son importantes.

Se recomienda estimularlo a que coma solo, sostenga el vaso con la mano y utilice el cuchillo y el tenedor para alimentarse en una actividad supervisada.

Propóngase que use los botones y los cierres para terminar de vestirse. Sea coherente con los códigos disciplinarios y acompáñelo en los momentos de frustración y angustia. Converse con su pediatra sobre el desarrollo de su hijo y las pautas de estímulo afectivo.