Extracción de leche

La extracción de leche se puede realizar con extractor manual o eléctrico. Encuentre un lugar tranquilo para que salga, relájese unos minutos antes de comenzar a hacerlo.

Extracción con bomba
La mayoría de las madres prefieren por un tema de agilidad realizar la extracción mediante extractor eléctrico que manual.

El tipo de extractor dependerá de sus necesidades particulares.

Cualquiera sea el tipo de extractor que elija, asegúrese de que pueda desarmar y lavar con agua y jabón todas las partes que entran en contacto con su piel o la leche. Sin la limpieza adecuada podrían crecer las bacterias y su leche no sería segura para su bebé.

Extracción manual de leche
Sostenga su mama con una mano. Con su otra mano coloque su pulgar e índice alrededor de cuatro centímetros detrás del pezón. Presione hacia atrás con su pulgar e índice en dirección de la pared del pecho y luego comprímalas para extraer leche de las mamas.

Gire la posición en dirección de las manecillas de un reloj para extraer mejor la leche.

Almacenamiento de la leche
Guarde la leche extraída en botellas o bolsas de almacenamiento en 24hs en el mismo envase, teniendo en cuenta de poner capa de leche fría sobre capa de leche fría. A las 24hs rotula envase con fecha y hora de extracción.

Marque en cada envase fecha y hora de la extracción.

Tiempo de conservación de la leche:

  • Hasta 3 horas a temperatura ambiente
  • 48 horas en la mitad de la heladera
  • En freezer 6 meses
  • Si es freezer vertical solamente para leche materna 1 año

Para descongelar puede hacerlo al baño maría o bajo el chorro de agua caliente.

No caliente la leche materna en el microondas porque el calor extremo puede destruir algunos de los anticuerpos naturales que la leche materna lleva.

La leche materna es rica justo en lo que su bebé necesita para crecer.