El uso de la mochila en los niños
Prof. Dr. Alejandro Cuneo Clínica de Traumatología y Ortopedia Pediátrica Facultad de Medicina | UdelaR

Es de destacar que 1 de cada 3 menores de más de 6 años transporta el 35% de su propio peso en la mochila durante el año escolar. Este es el principal causante de que en algunos países casi el 50% de varones y 70% de niñas padezcan dolor de espalda antes de cumplir los los 15 años.

El exceso de peso en la mochila puede ser causante de dolor de espalda, por sobreesfuerzo y fatiga, sumado al hecho repetitivo de que es una actividad que el niño realiza de forma diaria.

La mayoría de los autores se basan en que el peso de la mochila no debe sobrepasar el 10% del peso corporal del niño.

Cuando uno elige la mochila que debe cargar el niño, tenemos que tener en cuenta algunas consideraciones: la misma debe estar confeccionada con materiales livianos y adaptarse a la curvatura de la columna torácica, de tal manera que debe estar unos 5 cm. por encima de las crestas iliacas. Es conveniente que tenga una correa transversal tipo cinturón para ajustarla a la cintura y de esa manera evitar que la mochila se mueva libremente sobre el área lumbar con una carga desmedida. Las correas deben ser anchas y acolchonadas y deben colocarse en los dos hombros evitando sobrecargar un solo lado.

El peso debe ir bien repartido, cargando la mochila en las dos correas y no de un solo lado.

Organizar la mochila poniendo los libros más pesados cerca y pegados al plano del tórax y las cosas más livianas en el sector superficial.

Cuando el niño tiene que llevar un peso de entre el 10% y el 15% de su peso corporal, se pueden utilizar las mochilas con ruedas evitando realizar esfuerzos al subir y bajar escaleras.

El tiempo de carga también es importante, hay que evitar que cargue la mochila con peso más de 15 minutos, para lo cual es importante la supervisión de padres y maestros.

En el corto plazo las consecuencias del uso indebido de la mochila pueden ser la fatiga muscular, la sobrecarga y molestias en la espalda, pero con el tiempo ese dolor puede hacerse más intenso y derivar en otras alteraciones más importantes.