Los sí y los no en la heladera

Muchas veces nos vemos tentados a comer lo primero que vemos en la heladera, sobre todo después de una larga jornada laboral donde llegamos cansados y sin ganas de ponernos a cocinar.

Estos "picoteos" son los que desordenan nuestras dietas y nos imposibilitan llevar una alimentación saludable y balanceada.

Por eso, hemos elaborado una lista de recomendaciones para evitar que esto suceda y tener un poco más de control de nuestra alimentación.

  • Evitar la compra de productos de alta densidad energética, aquellos que contienen mucho azúcar mucha grasa (postres, pasteles, embutidos, quesos).
  • En caso de necesitar de alguno para la preparación de una comida lo mejor es comprar la cantidad que se necesita no dejando sobras para los otros días.
  • Armar un menú semanal saludable junto con la lista de supermercado que se necesita para prepararlo.
  • Tener en la heladera jugos o bebidas sin azúcar, frascos con agua de hierbas o con rodajas de frutas, como naranja o limón.
  • Elegir lácteos bajos en grasa.
  • Poner la fruta lavada en zonas más visibles de la heladera y, en el caso de tener alimentos que sean más calóricos, ponerlos en zonas donde no sean de fácil vista o acceso.
  • Tener cuidado con el uso de los aderezos, evitar el abuso de mayonesa y ketchup. Elegir los que sean más bajos en grasas y usarlos en poca cantidades. Otra buena opción son los adere zos a base de yogur y bajo en grasas.

Para llevar un control de tu alimentación y la de tu familia es fundamental llevar un orden en la rutina de alimentación, esto evitará que te veas tentado a comer comida chatarra o lo primero que encuentres a mano.