La vuelta a la rutina

El país comienza a despertarse de una larga siesta de vacaciones y esto empieza a sentirse en el tráfico, en las exigencias laborales y en la actividad familiar.

Es difícil volver a adaptarse a la rutina; nos sentimos desorientados, atareados y esto nos produce estrés. Por eso te presentamos algunos consejos que pueden ser útiles para tomarse la vuelta a la actividad con más calma y tranquilidad:

  • Dormí entre 7 y 8 horas
  • En tu tiempo de descanso es importante que aprendas a desconectarte y lo uses para practicar algún deporte, tener alguna afición o dedicarle más tiempo a la familia
  • Aprendé alguna técnica de relajación
  • Aprendé a organizarte y a priorizar tareas
  • Cuidá tu nivel de autoexigencia y aprendé a no sobrepasar tus límites
  • En el trabajo buscá momentos para hacer una pausa y poder mover las piernas
  • Evitá permanecer más de dos horas seguidas delante de la computadora
  • Disfrutá lo que hacés

¡Buen regreso a la rutina!