Un invierno saludable

El invierno y sus bajas temperaturas nos invitan a salirnos de la dieta habitual y nos vemos tentados con alimentos más calóricos.

Medicina Personalizada recuerda a sus socios los siguientes consejos:

  • Debés respetar tus horarios de alimentación realizando colaciones saludables para evitar pasar muchas horas sin comer.
  • Cuidá las porciones de tus alimentos, no te excedas en el consumo de arroz, papas o pastas. Estos alimentos poseen carbohidratos los cuales podemos consumir, pero de forma moderada.
  • Mantenete hidratado, esto es fundamental en el invierno, ya que por el frío reducimos la ingesta de líquidos.
  • No dejes de lado las verduras, podés preparar las en guisos, tortillas, budines. Acompañá tu plato de fondo con ensalada fresca, pues aporta fibra que te ayudará a la digestión.
  • Consumí verduras en sopas, budines, guisos o flanes de verduras.
  • Las legumbres son muy saludables, poseen carbohidratos, fibra y micronutrientes esenciales para nuestro cuerpo. Preparalas con verduras y sin embutidos.
  • Mantené el consumo de pescado dos veces por semana al horno, a la plancha, a la olla, pero no frito.
  • Como colación de media mañana o media tarde elegí una fruta, un yogurt de bajas calorías, leche descremada.
  • Realizá actividad física, 30 minutos diarios 5 veces por semana o 1 hora 3 veces por semana de ejercicios aeróbicos.
  • Antes de comer, reconocé si realmente tienes hambre.
  • Comé sin hacer otra actividad ya que si lo hacés la mente mandará la señal al cerebro de no haber comido.
  • No esperes a tener mucha hambre, lo mejor es alimentarse de manera regular cada 4 horas.