Fruta: una buena opción para el verano

En verano las frutas y verduras se convierten en protagonistas de las comidas ya que tienen un alto contenido acuoso en relación a su peso y son alimentos ricos en vitaminas, minerales y fibra.

Compartimos con ustedes los aportes nutricionales de las principales frutas de esta estación:

Frutilla: es rica en fibra, vitamina C y tiene una gran capacidad antioxidante. Además, posee muy pocas calorías, por lo que se recomienda en dietas para bajar de peso.

Durazno: es rico en potasio, carotinoides y vitamina C. Tiene alto contenido en hierro y es muy buen diurético y antioxidante. Es de fácil digestión ayudando al hígado a realizar los procesos digestivos.

Ciruela: contiene vitamina E y mucha vitamina A. Tiene alto contenido en hidratos de carbono aportando energía al cuerpo. Es baja en calorías por lo que se integra bien a las dietas de adelgazamiento. Ayuda a regularizar el tránsito intestinal.

Pera: es la fruta más tolerada por el organismo y la menos alergénica. Es muy digestiva cuando está madura. Tiene un alto contenido en hierro y calcio.

Sandía: contiene 91% de agua, 4,5% de hidratos de carbono, 0,5% de proteínas, 0,3% de lípidos y 0,3% de fibra. Es una buena fuente de antioxidantes y vitamina C.

Melón: es rico en vitaminas A, C y E. Además es rico en potasio, magnesio y calcio. Se utiliza como laxante diurético natural por su contenido de agua y fibra.

Es importante recordar que el calor produce deterioro microbiano en los alimentos, por lo que aquellos perecederos como lácteos, carnes, huevos, vegetales y frutas deben conservarse bien refrigerados hasta el momento previo al consumo.

Basado en textos de Goodlife