Dolor de cuello, un dolor muy frecuente

Muchas horas frente a la computadora o estudiando son unas de las causas del tan común dolor de cuello. Estas posiciones hacen que los músculos trabajen en exceso, produciendo rigidez en la parte posterior de esta zona, sobre la columna cervical.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Lo primero que debemos tratar de evitar es estar dos horas seguidas en la misma posición; lo mejor es pararse, y si es posible caminar un poco, incorporar ejercicios de elongación y movilidad haciendo círculos con la cabeza muy lentamente y también elongar la zona cervical.

Debemos prestar atención a la altura del monitor de la computadora, ya que debe permitirnos mantener la cabeza en una posición equilibrada y cómoda respecto a los hombros. No deberíamos doblar el cuello hacia adelante o hacia atrás de manera incómoda en ningún momento.

Asimismo, se debe buscar tener una postura adecuada al mirar televisión o al leer, así como cuando dormimos. Cabe destacar, también, que no es bueno sostener el teléfono con la cabeza, apretándolo contra el cuello, cuando lo utilizamos. Para aliviar el dolor, se puede aplicar hielo en la zona afectada durante las primeras 48 a 72 horas, y luego aplicar calor mediante compresas calientes o almohadillas térmicas (no dormir con las mismas puestas para evitar lesiones en la piel). Además, es aconsejable realizar ejercicios de rango de movimiento lento, de arriba hacia abajo, de lado a lado y de oreja a oreja, lo cual ayuda a estirar suavemente los músculos del cuello. Por último, se recomienda dormir en un colchón firme, con una almohada que le brinde soporte al cuello.