Llegan las Pascuas!

En estas fechas es tradición jugar a la búsqueda de los huevitos y conejitos de chocolate, un momento divertido para compartir en familia. Una vez finalizado abunda el chocolate a comer y nuestro consejo es que cuidemos los excesos y tengamos en cuenta los pros y contras de estos productos.

El consumo de chocolate para la salud tiene beneficios ya que el cacao es rico en flavonoides, antioxidantes que pueden tener un impacto positivo en el organismo. Sin embargo, la mayoría de los chocolates de Pascuas tienen baja cantidad de cacao, son a base de leche y endulzados con azúcar, dando como resultado un producto altamente calórico.

El cacao es un grano de alto contenido graso que se mezcla con leche y azúcar para fabricar el chocolate que encontramos en los comercios. El tener más cacao no quiere decir que el contenido nutricional sea menor ya que depende de otros factores como la forma de endulzado, densidad del chocolate y otros aditivos.

Asimismo, un chocolate que no contiene azúcar mantiene su alto contenido graso proveniente del cacao y de la leche, por lo que su valor energético sigue siendo alto en relación a otros alimentos.

El exceso puede provocar diarreas o, al contrario, estitiquez o constipación.

Se recomienda la lectura de las etiquetas y luego de haber elegido el chocolate indicado ¡a disfrutarlo!