Enfermedades respiratorias en niños
Fuente: Clínica Las Condes de Chile

Estamos en la época del año donde empiezan a surgir las enfermedades respiratorias en los niños y como padres nos pueden surgir dudas sobre qué medidas tomar para la prevención o evitar el contagio. ¿Los llevamos a la plaza? ¿Van al jardín? ¿Hacemos tarde de cine?

Los niños menores de cinco años son los más vulnerables a estas patologías causadas por los virus que afectan al sistema respiratorio. Son de muy fácil contagio y lo recomendable es mantenerlos alejados de los focos de infección.

Si todavía no han comenzado su etapa prescolar y estamos pensando en inscribirlos, lo mejor es dejar pasar el invierno y quizás comenzar la adaptación sobre la primavera. Son meses donde lo mejor es evitar ir con ellos a supermercados y centros comerciales. Además, no exponerlos a ambientes de fumadores o con cambios bruscos de temperatura.

Dentro de las enfermedades respiratorias virales más comunes encontramos:

Resfrío: Sus síntomas incluyen congestión nasal, sin fiebre, estornudos y en ciertos casos dolor de garganta y un poco de decaimiento. No suele necesitar mayores cuidados. Es importante una correcta higienización de las fosas nasales, pudiendo usar algún suero y haciendo que el niño se suene o aspirando con la perita.

Gripe o influenza: Es de las más contagiosas y en ocasiones severa. Puede venir acompañada de bronquitis y neumonía. Presenta fiebre alta, compromiso del estado general, dolor de cabeza, garganta y tos, congestión nasal y de oídos, inapetencia y malestar muscular relevante. Se transmite por las gotas de saliva, toser, estornudar, manos u objetos contaminados con el virus.

Virus respiratorio sincicial: Los síntomas que presenta son tos irritativa con mucha secreción, obstrucción, “ahogo” con sibilancias, falta de oxigenación. Pueden presentarse vómitos, diarrea y en ocasiones deshidratación. Este virus es el responsable de cuadros como bronquitis obstructiva, bronquiolitis y neumonía.

Faringitis: La garganta se presenta irritada, duele al tragar, se tiene fiebre, a veces congestión nasal y dolor de cabeza. Generalmente es de origen viral. Sin embargo, la faringitis bacteriana por estreptococo grupo A amerita tratamiento de antibióticos que debe ser suministrado por el médico tratante.

Otitis media aguda: Es una inflamación del oído medio, muchas veces producida por una infección bacteriana. Casi siempre se trata con antibióticos.

Ante cualquiera de estos síntomas se debe consultar con el pediatra para que el niño reciba los cuidados y tratamiento adecuado.