Ejercicio: el mejor modo de acelerar tu metabolismo

El metabolismo es un conjunto de reacciones químicas que tienen lugar en todas las células del cuerpo. Los alimentos nos dan energía que es transformada por el metabolismo en el combustible que necesitamos para todo lo que hacemos: pensar, moverse, recuperarse, crecer.

El metabolismo es distinto en cada persona e influye en el mismo la carga genética. Sin embargo, podemos modificarlo a través del ejercicio, de factores de estrés, por miedo, ansiedad o por la edad que tenemos.

El metabolismo basal es la cantidad mínima de energía que necesita el cuerpo para realizar los procesos químicos en nuestras células, ejemplo la digestión, respiración, transporte de sustancias hacia y desde las células. Es una medida de la velocidad a la que la persona quema energía, en forma de calorías, en reposo. Un metabolismo basal lento genera poder ganar peso.

Una persona que inicia ejercicio aumentará su metabolismo basal y no sólo quemará más calorías sino que cambiará su composición corporal generando más masa muscular y menos grasa.

Lo óptimo es mezclar ejercicios aeróbicos de alta densidad con ejercicios de fuerza para un bienestar más completo. Es importante la cantidad y la continuidad.