Coronavirus de Wuhan
Fuente: Organización Mundial de la Salud y MSP

¿Qué es un coronavirus?
Los coronavirus son una gran familia de virus que provocan enfermedades respiratorias, desde un resfriado común hasta el síndrome respiratorio de Oriente Medio y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

¿Cómo se origina el coronavirus de Wuhan?
Hay pruebas bastante concluyentes de que el brote se originó por exposiciones en un mercado de pescados y mariscos en la ciudad de Wuhan. Las primeras investigaciones epidemiológicas mostraron que en la mayoría de los casos eran trabajadores del mercado mayorista, manipuladores o visitantes.

¿Cómo se contagia?
No están al momento claros los mecanismos, aunque la forma más probable es a través de pequeñas gotas de saliva que el portador del virus excreta al toser. En todo caso, los contagios parecen limitados y se han producido entre contactos estrechos.

¿Cuáles son los signos y síntomas?
Principalmente son fiebre, infección en las vías respiratorias que causan síntomas que van desde una tos leve a graves dificultades para respirar y una neumonía potencialmente mortal.
En algunos casos se sufre de disnea e infiltrados en ambos pulmones observables en las radiografías de tórax.

¿Cuáles son las medidas a tomar por viajeros internacionales?
Aunque la causa de neumonía parece ser un nuevo coronavirus, todavía se desconoce su potencial y modos de transmisión. Se recomiendan, por lo tanto, las siguientes medidas de precaución para reducir el riesgo general de contraer o contagiar una infección respiratoria aguda al viajar a zonas afectadas o al salir de ellas:

  • Evitar el contacto directo con personas que padezcan infecciones respiratorias agudas.
  • Lavarse las manos frecuentemente, especialmente después del contacto directo con personas enfermas o su entorno.
  • Evitar el contacto directo con animales de granja o animales salvajes, vivos o muertos.
  • Las personas con síntomas de una infección respiratoria aguda deberían tomar las siguientes precauciones: mantener cierta distancia con los demás, cubrirse la nariz y la boca con pañuelos desechables o ropa al estornudar o toser y lavarse las manos.