Lactancia: ¿cómo se ofrece el pecho?

Medicina Personalizada está acreditada en Buenas Prácticas de Alimentación del Lactante y el Niño/a Pequeño/a por el Programa Nacional de Salud de la Niñez del Ministerio de Salud Pública.

En este mes, donde se fomenta y apoya la lactancia materna, dejamos algunos tips para una lactancia exitosa.

La leche materna es considerada por la Organización Mundial de la Salud como la nutrición apropiada para los primeros meses de vida por todos los elementos nutritivos que contiene. Es un alimento producido por el organismo de la madre expresamente para el niño.

  • Para ofrecer de manera correcta el pecho es importante que la madre se encuentre cómoda en un ambiente distendido, logrando privacidad e intimidad.
  • Previamente hay que lavarse las manos.
  • Hay que situarse en la postura elegida apoyando bien la espalda y los pies.
  • Se debe acercar el niño al pecho, colocarlo perpendicular a la orientación del pezón, enfocar nariz – pezón y cuando abre la boca acercar al bebé con rapidez y decisión al pecho. La mamá y el hijo deben quedar cuerpo contra cuerpo, quedando el pezón apuntando al paladar del pequeño.
  • La cabeza del niño no ha de quedar en el hueco del codo, sino en el antebrazo. Se debe evitar el uso de ropa o mantas que aumenten la distancia del bebé.
  • El bebé debe estar al pecho el tiempo que quiera, cuando esté satisfecho soltará la mama o se dormirá. Si no suelta espontáneamente se puede poner un límite de 10 a 15 minutos. Es importante que vacíe bien una mama para que tome la leche del final que es la que tiene más grasa.
  • Para retirar el pezón de la boca del bebé, se debe poner un dedo entre sus encías, para que no le tironee y pueda lastimarla.
  • Entre las mamadas debe hacer provecho.