Aclarando dudas: anestesia
Entrevista al Dr. William Baptista | Anestesiólogo

¿Qué es la anestesia?
La Anestesiología es la especialidad médica que se ocupa del alivio del dolor y el cuidado global del paciente quirúrgico antes, durante y después de la cirugía.
Ud. podrá ser operado o someterse a un procedimiento diagnóstico sin percibir dolor, permanezca o no despierto durante la anestesia, independientemente del tiempo que dure su intervención

¿Debo tenerle miedo a la anestesia?
Los Anestesiólogos sabemos, porque así nos lo comunican muchos pacientes, que gran parte de la preocupación y miedo que se siente al enfrentarse a una intervención quirúrgica está causado por la anestesia y no por la propia intervención.
Como médicos, nuestro objetivo es proporcionarle el mejor cuidado posible, y estamos convencidos que la mejor atención médica es la que se realiza sobre un paciente confiado, tranquilo y cooperador.

¿Cuáles son los riesgos de la anestesia?
Todas las intervenciones quirúrgicas y todas las anestesias conllevan algún tipo de riesgo, el cual es muy variable dependiendo, sobre todo, del tipo de intervención y del estado físico previo del paciente. Afortunadamente, los accidentes graves son excepcionales, a pesar de que tienen una gran repercusión social y mediática.
Actualmente se calcula que el riesgo de muerte directamente causada por la anestesia es de un caso por cada 200.000 procedimientos. Este riesgo es muy inferior al de sufrir un accidente grave de tránsito.

¿Puedo elegir el tipo de anestesia?
Sí, con algunas reservas. Hay intervenciones que se pueden realizar con diferentes tipos de anestesia, pero en otras no existe esa posibilidad de elegir.

¿Qué tipos de anestesia existen?
La selección final del agente anestésico se basa fundamentalmente en el tipo de operación que le será efectuada, en su historia clínica previa, y en los datos que obtendrá el Anestesiólogo durante la consulta preanestésica y otras circunstancias, entre las cuales pueden incluirse sus preferencias.

¿Por qué es importante no comer ni beber antes de la anestesia?
La anestesia altera sus reflejos normales, de forma que algunas defensas de su organismo dejarán de funcionar.
Por ello es necesario que su estómago esté vacío para evitar que restos de alimentos puedan volver a la boca y entrar en las vías respiratorias.

¿Por qué me preguntan sobre mis antecedentes médicos?
Puesto que la anestesia y la cirugía pueden alterar en mayor o menor medida los procesos fisiológicos de su organismo, su Anestesiólogo debe conocer lo más exactamente posible cuál es su estado de salud.
Para ello le preguntará por las enfermedades que ha padecido, la medicación que toma regularmente, posibles alergias, consumo de alcohol, tabaco y otras drogas, etc.
Es muy importante que Ud. responda fielmente a estas cuestiones y siga las instrucciones del Anestesiólogo para su preparación preoperatoria.

¿Qué síntomas puedo sentir luego de despertar de la anestesia?
Generalmente el despertar de la anestesia es suave y placentero, aunque pueden aparecer algunos síntomas molestos como las náuseas y vómitos, sensación de frío, temblores, visión borrosa y dolor en el sitio de la operación. El Anestesiólogo vigilará su recuperación y tomará las medidas necesarias para aliviar estos síntomas hasta que esté en condiciones de ser enviado a la sala de internación o a su domicilio de forma segura.
En el caso de la cirugía o de los procedimientos diagnósticos ambulatorios (donde el paciente regresa a su domicilio luego de finalizado el procedimiento) se deben cumplir ciertas condiciones para poder hacerlo con seguridad. El paciente no puede ser portador de patologías severas o que impliquen un riesgo alto de complicaciones postoperatorias, debe retirarse siempre acompañado y permanecer acompañado durante al menos 24 hs. sin salir de su domicilio, el cual debe estar accesible y a una distancia que permita su traslado al hospital en un tiempo razonable.

En esencia hay cuantro tipos principales de técnicas anestésicas:

Anestesia general
La anestesia general duerme todo el cuerpo. Ud. perderá la noción y el recuerdo de las cosas que lo rodean o que sucedan durante el acto operatorio. Este efecto se logra administrando un número variable de fármacos (a veces más de una docena), algunos de estos por vía intravenosa y otros se inhalan en forma de gases o vapores produciendo rápidamente sueño en una forma suave y placentera.
Para su tranquilidad, un dato importante que debe recordar, es que el Anestesiólogo NUNCA administra “más anestesia” de la necesaria.

Anestesia regional
Consiste en producir la insensibilidad de una región del cuerpo y no la de su totalidad.
Para ello, el Anestesiólogo inyecta una determinada solución de anestésico cerca de los nervios que reciben la sensibilidad de dicha zona.

Anestesia local
La anestesia local consiste en inyectar anestésicos directamente sobre los tejidos de la zona que se va a intervenir. Generalmente la aplica el propio cirujano.

Sedación o Sedoanalgesia
Se trata de lograr un estado de neutralización de la ansiedad, de mayor o menor grado de somnolencia y pérdida de la memoria, limitada al período de realización del procedimiento, mediante la administración de fármacos sin llegar a la pérdida total de la conciencia. Contrariamente a la creencia popular, conlleva los mismos riesgos y complicaciones potenciales de una anestesia general.