Primeros días del recién nacido en tiempos de COVID-19

Médica pediatra y neonatóloga – Dra. Ana Laín Añón

Debido a la pandemia actual de coronavirus se han debido realizar en la internación algunas modificaciones para preservar la seguridad de sus pacientes y el personal.

Para el caso de madres portadoras de SARS Cov-2 se ha creado un sector de internación especial y sala de nacer exclusiva, por lo que las pacientes no portadoras no correrán ningún riesgo de contagio.

Afortunadamente las embarazadas y sus fetos no presentan una susceptibilidad aumentada de contagio ni de presentar consecuencias negativas en su salud, así que no deben temer estas circunstancias. A pesar de las limitaciones impuestas por la situación epidemiológica actual, transitaremos este momento único con el cuidado cálido y personalizado del equipo asistencial, como tenemos acostumbradas a nuestras Mamás MP.

Alta hospitalaria, llegando a casa:

  • Respecto a la infección por SARS Cov-2, la transmisión se realiza por gotitas muy diminutas que uno expulsa cuando habla o respira y por contacto con secreciones como la saliva y las materias fecales, por lo que se aconseja:

    Extremar medidas preventivas: adecuado lavado de manos antes y luego del contacto con el recién nacido, higiene adecuada de los objetos personales del niño (ropa, chupete, biberones, extractor de leche) y buena ventilación del hogar.

    Es importante tener presente que estas medidas se toman habitualmente con los recién nacidos debido a que ayudan a prevenir infecciones virales respiratorias estacionales habituales que llegan con el frío, como el virus respiratorio sincitial (VRS) al cuál son más vulnerables.

  • Promover lactancia materna a demanda.

  • Medidas de sueño seguro.

  • Evitar contaminación ambiental (humo de tabaco).

  • Es muy importante que recuerden que el control del recién nacido debe ser presencial y no es postergable aun en
    caso de emergencia sanitaria. Tengan presente que el mismo se realizará tomando todas las precauciones pertinentes. A través del Departamento de Coordinación de MP dispondrá la posibilidad de contactarse con el  pediatra tratante para evacuación de dudas que puedan surgir post alta del hospital, evitando los traslados innecesarios, con el objetivo de evitar la exposición del recién nacido a personas potencialmente infectadas.

  • Inmunizaciones: según disposición del MSP, se mantiene el esquema de vacunación vigente. Se administrarán en forma habitual vacunas correspondientes a los 2, 4, 6, 12 y 15 meses.

Cuidados en domicilio en caso de madres cursando infección leve o asintomáticas con infección confirmada o en investigación.

Mantener medidas de aislamiento de contacto entre madre e hijo:

  • Higiene de manos.

  • Uso de mascarilla facial.

  • Cuna separada 2 metros de la cama de la madre.

  • Continuar en régimen de aislamiento domiciliario bajo seguimiento.

  • La lactancia materna no se suspende dado que protege al recién nacido contra infecciones mediante la transferencia de anticuerpos y otros factores anti – infecciosos.

  • Se mantendrá la lactancia materna  con uso de mascarilla para la madre,  higiene de manos antes y después del
    contacto con el niño, limpieza y desinfección rutinaria de las superficies con las que la madre ha estado en contacto.

  • Vigilar la aparición de síntomas respiratorios (tos, fatiga), rechazo del alimento y fiebre, los cuales deben ser motivo de consulta.

Bibliografía:

  • Recomendaciones para el manejo de la embarazada, recién nacido y niño con infección COVID-19. Marzo 2020. Elaboradas por grupo interdisciplinario de sociedades científicas e intercátedras de Uruguay.

  • Pautas de inmunizaciones Ministerio de Salud Pública.